• ·
Estás aquí:
Nautalia > Que Ver > Europa > Rusia > Leningrado > San Petersburgo

Qué ver en San Petersburgo

Nada define mejor a la ciudad de San Petersburgo que la diversidad de estilos arquitectónicos que podrás apreciar con un simple golpe de vista en sus majestuosos edificios. San Petersburgo es una de esas ciudades en la que sus amplias avenidas, sus palacios y canales constituyen un auténtico museo de arquitectura en el que apreciar el ingenio del barroco, la elegancia del neoclásico y el refinado estilo imperial. Si quieres saber con más detalle qué puedes ver en San Petersburgo, en Nautalia Viajes hemos preparado un listado de cosas para que disfrutes de tus vacaciones como te mereces.

Lugares imprescindibles de San Petersburgo

  • Iglesia del Salvador sobre la sangre derramada

    1. Iglesia del Salvador sobre la sangre derramada

    5,0

    Es probablemente una de las iglesias más significativas de todo San Petersburgo. Llama la atención por su peculiar forma y su decoración multicolor, lo que la convierte en un punto turístico destacado en el centro de la ciudad.

  • Museo Hermitage

    2. Museo Hermitage

    4,9

    Es probablemente el museo más importante que visitar en esta ciudad rusa. Su fama se debe a que alberga una de las pinacotecas más importantes del mundo así como una de las colecciones más antiguas del planeta. Además, es la sede principal del palacio de Invierno.

  • Palacio Peterhof

    3. Palacio Peterhof

    4,8

    Este lugar hace referencia a un conjunto de palacios, jardines y fuentes en el que vivieron durante mucho tiempo los zares rusos. Podrás visitarlo por dentro y contemplar el museo en el que se ha convertido actualmente.

  • Catedral de Kazán

    4. Catedral de Kazán

    4,7

    Constituye la principal catedral de la ciudad, aunque no es la única qué ver en San Petersburgo, puesto que en ella se encuentra la virgen de Kazán, el símbolo religioso más venerado de todo el país.

  • Catedral de San Isaac

    5. Catedral de San Isaac

    4,6

    Representa uno de los iconos neoclásicos más importantes de la arquitectura rusa. Cuenta con una de las cúpulas más grandes del mundo y es una de las iglesias ortodoxas con mayor altura.

  • Fortaleza de San Pedro y San Pablo

    6. Fortaleza de San Pedro y San Pablo

    4,5

    Es otro de los monumentos más importantes que visitar en San Petersburgo ya que a lo largo de la historia ha cumplido diferentes funciones. En la actualidad, simboliza el museo de historia.

  • Plaza del Palacio

    7. Plaza del Palacio

    4,5

    Es probablemente el punto turístico con mayor vida de la ciudad. Ha sido protagonista de diversos acontecimientos históricos y en ella conviven la mayoría de los principales edificios de la ciudad.

  • Avenida Nevski

    8. Avenida Nevski

    4,5

    Es la arteria comercial de esta ciudad rusa y cuenta con cuatro kilómetros de extensión. Además, es el rincón idóneo para observar el día a día de sus habitantes.

Otros lugares interesantes de San Petersburgo

Esta ciudad fue creada por el zar ruso Pedro el Grande en el siglo XVIII con el pretexto de mostrar el poder de su reinado. Con palacios y plazas dotadas de una belleza deslumbrante, San Petersburgo se corona como uno de los lugares más bonitos de Rusia. Son muchas las cosas que ver en San Petersburgo y desde Nautalia vamos a intentar ponértelo fácil con una minuciosa selección de lugares que visitar. ¿Preparado? ¡Comenzamos!

Uno de los primeros rincones donde detenerse a admirar su grandeza es la plaza del Palacio, delimitada por dos majestuosos edificios: el palacio de Invierno, antigua residencia de los zares, que destaca por su llamativa fachada de estilo barroco con colores blanquecinos y azules y la imponente sede del Estado Mayor, que también es especial por su llamativa fachada donde un hermoso arco corona la parte central del mismo. Como broche, en el centro encontrarás una columna del zar Alejandro que conmemora la victoria de Rusia frente a las tropas napoleónicas. Para los que tengan dudas, el palacio de Invierno es la sede el museo Hermitage, una de las galerías más grandes del mundo. Por lo que es recomendable venir con tiempo para explorar sus distintas salas y admirar hasta más de 600 mil obras artísticas barrocas.

La plaza del Palacio es en sí misma el punto de partida de la Avenida Nevski ('Nevski Prospect'), la calle más larga e histórica de San Petersburgo. A lo largo de sus cinco kilómetros de extensión descubrirás todo tipo de palacios y edificios, muchos de ellos con historias ocultas. Además, todo ellos crean una perfecta armonía conservando su esencia histórica. En este agradable paseo por la Avenida Nevski existen algunos lugares de interés que tienes que incluir en tu qué ver en San Petersburgo, como el palacio de Stroganov, actual sede del Museo Nacional de Rusia; la catedral de Nuestra Señora de Kazán, una iglesia ortodoxa considerada una de las más importantes de la ciudad porque venera a la Virgen de Kazán; el palacio Beloselsky-Belozersk, uno de los edificios más llamativos de la avenida por su fachada color rosada y la iglesia de Santa Catalina, uno de los santuarios cristianos más antiguos de Rusia.

Esta extensa calle comercial e histórica llega hasta la Estación Central de San Petersburgo, considerada la más antigua de la ciudad. Si continúas andando unos pasos más encontrarás el Monasterio Alexander Nevski, un complejo creado por Pedro el Grande para albergar los restos de este político ruso y personaje relevante dentro de la iglesia ortodoxa rusa. Este monasterio es más bien un complejo que alberga varias iglesias y cementerios, donde descansan los restos de personalidades importantes rusas, como Dostoiesvki o Chaikovski.

Otro de los ejemplos donde admirar la belleza y la arquitectura de la ciudad es en la Iglesia del Salvador sobre la Sangre Derramada, probablemente uno de los monumentos más representativos de San Petersburgo. Esta peculiar y ecléctica iglesia te maravillara por su multicolor fachada y por la cantidad de mosaicos que podrás contemplar en su interior. Sin embargo, no será el único templo religioso que podrás conocer en San Petersburgo.

Además de las ya mencionadas tienes que incluir en tu ruta turística la catedral de San Isaac, de estilo neoclásico y con una enorme cúpula desde las que podrás disfrutar de las mejores panorámicas de la ciudad. En este itinerario por las iglesias y templos religiosos no puede faltar tampoco una visita a la fortaleza de San Pedro y San Pablo, un complejo en el que se hallan diversos lugares de interés, entre los que cabe resaltar la Catedral de San Pedro y San Pablo, en la que se encuentran enterrados los restos de Pedro el Grande y Nicolás II.

San Petersburgo, una fusión de estilos arquitectónicos

Con tanta visita seguro que te apetece relajarte y tomar un respiro. Para ello, nada mejor que conocer San Petersburgo desde el agua, ¿cómo? ¡Navegando por sus canales! Una bonita e increíble experiencia que tienes que animarte a vivir. Después podrás pasear por sus puentes y disfrutar de hermosos atardeceres. Tras este pequeño parón y haber recargado pilas ha llegado el momento de que descubras otros lugares de interés realmente increíbles. Como hemos citado anteriormente San Petersburgo es una ciudad repleta de palacios e iglesias, que no te cansarás de descubrir. Si dispones de tiempo y de fuerza te animamos a visitar la Mezquita de San Pertersburgo, que destaca por ser una de las más grandes del mundo y por su ostentoso minarete; la catedral de Smolny, una de las más bonitas de la ciudad por su peculiar decoración y el palacio Yusupov, que alberga un salón de estilo árabe decorado con una infinidad de mosaicos.

Otro de los llamativos edificios a los que tienes que dedicarle tiempo para admirar su belleza y su grandeza arquitectónica es el palacio Peterhof, antigua residencia de Pedro el Grande en verano y un recinto que acoge hasta seis edificios bien diferenciados, dos enormes parques así como fuentes y cascadas que crean un ambiente de lo más agradable. El palacio Catalina, también conocido como el palacio de Pushkin, es también una visita muy recomendable en este viaje dada la grandeza y belleza de sus salones imperiales. Para los que buscáis un respiro en medio del bullicio de la ciudad, desplazaros hasta el Campo de Marte, uno de los pulmones verdes de la ciudad. Cerca se encuentra el Jardín de Verano, el más antiguo de San Petersburgo.

Si dispones de suficiente tiempo también es aconsejable visitar otros museos en la ciudad como el Museo Estatal Ruso o el Crucero Aurora. Las propias estaciones de metro también constituyen auténticas galerías arquitectónicas, permanece atento si lo utilizas para desplazarte de un rincón a otro porque son cientos los detalles que podrás apreciar en sus paredes y columnas. Por último, relájate en alguna 'banya', es decir, en los baños típicos rusos. En definitiva, un viaje que nunca olvidarás y un rincón que nunca te cansarás de descubrir. Preparar tu ruta turística ahora es mucho más fácil con nuestros consejos de qué ver en San Petersburgo.


¡Ahorra en tus viajes! Recibe nuestras mejores ofertas al instante

Descubre el mundo con Nautalia

Únete a nuestra comunidad viajera y anímate a conocer lugares nuevos por explorar.