• ·
Estás aquí:
Nautalia > Que Ver > Europa > Portugal > Lisboa Provincia > Lisboa

Qué ver en Lisboa

Si estás pensando en hacer una escapada a la capital portuguesa, Lisboa, te proponemos una pequeña guía de viaje para que disfrutes y planifiques tu día a día como más te apetezca. Podrás enterarte de las paradas imprescindibles que podrás realizar en tu viaje, las posibles excursiones que emprenderás por este territorio y sus alrededores y la experiencia tan enriquecedora que te supondrá pasear por sus calles empedradas y admirar cada uno de los detalles arquitectónicos que habitan la ciudad. Si quieres enterarte de qué ver y qué hacer en Lisboa sigue leyendo con atención este artículo y maravíllate con las vistas al río.

Lugares imprescindibles de Lisboa

  • Torre de Belem

    1. Torre de Belem

    4,7

    Uno de los mayores emblemas de Lisboa y una parada imprescindible en tu itinerario. Se edificó a principios del siglo XVI a orillas del río Tajo como un arma defensiva. Actualmente simboliza un hito arquitectónico dentro de la cultura portuguesa, por lo que es indispensable añadirla a tu qué ver.

  • Barrio de la Alfama

    2. Barrio de la Alfama

    4,7

    Es una de las zonas más ancestrales de la capital portuguesa. En él encontrarás iglesias, fachadas llenas de azulejos y otros edificios coloridos que llenan a este rincón de romanticismo. Pasear por sus calles e ir contemplando cada uno de estos detalles es verdaderamente una delicia.

  • Catedral de Lisboa

    3. Catedral de Lisboa

    4,7

    También es conocida como la catedral de Sé. Este hermoso edificio de estilo románico ha sobrevivido a diferentes incendios y terremotos y su origen se remonta a principios del siglo XII cuando los musulmanes reconquistaron el territorio durante la Segunda Cruzada.

  • Castillo de San Jorge

    4. Castillo de San Jorge

    4,6

    Este sorprendente fortaleza se sitúa en la colina más alta de Lisboa. A simple vista destaca entre las callejuelas y casas que lo rodean, pero realmente todo lo que guarda en su interior es de un importante e interesantísimo valor. Descúbrelo y disfruta de sus bonitas vistas a la ciudad.

  • Convento do Carmo

    5. Convento do Carmo

    4,4

    Situado en el barrio de Chiada y junto al elevador de Santa Justa, es uno de los edificios góticos más importantes de toda la ciudad. Contiene una colección de obsequios antiguos muy interesante.

  • Plaza del Comercio

    6. Plaza del Comercio

    4,4

    Uno de los rincones más emblemáticos de la ciudad y el lugar perfecto donde divisar una puesta de sol debido a su particular ubicación. Para llegar hasta la plaza tendrás que cruzar el Arco Triunfal.

  • Barrio Alto

    7. Barrio Alto

    4,3

    Otra zona imperdible en la que pasear y disfrutar de uno de los ambientes más animados de la ciudad, ya que es el rincón perfecto para disfrutar de un picoteo o de una divertida noche bailando.

  • Puente 25 de Abril

    8. Puente 25 de Abril

    4,2

    Es considerado el puente colgante más largo de todo el continente europeo y una de las visitas más espectaculares por sus impresionantes panorámicas, sobre todo, al esconderse el sol.

Otros lugares interesantes de Lisboa

Lisboa se sitúa en la desembocadura del Tajo y es la ciudad más grande de Portugal. En ella podrás encontrar calles estrechas e históricas, detalles arquitectónicos de distintas épocas y una deliciosa gastronomía. Además el clima es bastante suave durante todo el año, así que, no esperes más para visitar uno de los destinos más transitados. Si quieres saber qué ver en Lisboa no te pierdas detalle de todo lo que te vamos a explicar a continuación y disfruta de tu escapada vacacional como te mereces. Como no podía ser de otra manera la Torre de Belém es uno de los iconos más emblemáticos de la ciudad. Es un edificio que podrás visitar cualquier temporada del año. Su origen se remonta al siglo XVI y fue construido a orillas del río Tajo como un arma de defensa militar y como punto encuentro con los viajeros. Además, fue utilizado como prisión, faro y centro de recaudación de impuestos. Después podrás tomarte un pequeño descanso y degustar los deliciosos pasteles de Belém por la zona.

Otro de los emblemas de Lisboa y que ha sido premiado por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad es el Monasterio de los Jerónimos, una construcción cuyo origen data de mediados del siglo XVI aunque su construcción se alargó hasta los 100 años. Probablemente, el claustro y el interior de la iglesia son dos de las zonas más impresionantes de dicha edificación. ¡Así que permanece atento a toda su arquitectura y no te pierdas detalle de nada! El Convento do Carmo es también otra visita muy recomendable, ya que actualmente es un pequeño museo arqueológico de gran valor por el que merece la pena pasear y contemplar estas sorprendentes ruinas abiertas al cielo. Lisboa se compone de varios barrios bien diferenciados y probablemente el barrio de Alfama sea uno de los más emblemáticos de la capital. En él convivieron las culturas cristiana, judía y musulmana. Pasear por sus calles y admirar cada uno de los azulejos que componen las fachadas de las casas será una de las cosas qué hacer en Lisboa de forma imprescindible. También podrás adentrarte en alguno de sus locales y contemplar los mejores espectáculos de fado, un estilo musical tradicional que solo encontrarás aquí en Lisboa y que será toda una experiencia.

En este hermoso barrio podrás visitar la catedral de Lisboa, popularmente conocida como la catedral de Sé, un majestuoso edificio que se construyó en el siglo XII y que ha sido restaurado en varias ocasiones. Se trata del edificio religioso más importante de la capital. Su sorprendente claustro tiene una belleza infinita y guarda reliquias romanas y árabes. ¡Una visita que merece mucho la pena! Si quieres obtener una bonita panorámica acude al Mirador Portas do Sol y disfruta de una hermosa vista a la ciudad. Es el lugar perfecto para hacer una pausa después de tanta ruta. Disfruta de los riquísimos dulces de Belém y contempla el esplendor de la ciudad al atardecer.

El Elevador de Santa Justa es otra de las visitas imperdibles que añadir a tu itinerario. Este curioso edificio se construyó en la era industrial y es uno de los rincones más míticos y visitados. Puedes usarlo para acceder a la parte alta de la ciudad o para admirar una maravillosa vista de 360º de la ciudad. El barrio Alto de Lisboa cuenta con una arquitectura muy peculiar, ya que solo la podrás encontrar en este rincón de la capital. Además, en este barrio también podrás admirar otra de las imágenes más populares de la ciudad y es la de sus famosos tranvías que recorren sus calles y te hacen disfrutar de un paseo muy agradable. Luego podrás dirigirte a algún local y restaurante para disfrutar de la mejor cocina local y de una divertida velada. Y por si fuera poco, también podrás disfrutar de unas estupendas vistas desde el Mirador de San Pedro de Alcántara.

Lisboa, una ciudad repleta de arquitectura e historia

El castillo de San Jorge es también otra de las edificaciones que podrás observar casi desde cualquier punto de la ciudad, ya que se encuentra localizado en lo alto de la colina de San Jorge y muy cerca del barrio de La Baixa. Es considerado uno de los castillos más importantes de todo el país. Probablemente desde este punto puedas contemplar una de las mejores vistas a toda la ciudad y al río Tajo. El barrio de La Baixa es una zona que destaca por sus amplias calles, en las que podrás relajarte y disfrutar de agradables paseos. En este barrio encontrarás diferentes plazas, entre las que cabe resaltar la plaza del Comercio, en la que podrás observar el día a día de los portugueses mientras tomas un buen café en alguna de sus terrazas. Aunque en este barrio también encontrarás la plaza del Marqués de Pombal o la plaza de los Restauradores.

Si te queda tiempo puedes dirigirte al Parque de Las Naciones, una zona que contrasta con toda la arquitectura histórica del casco antiguo. En esta zona de Lisboa predomina más bien una edificación contemporánea, algo que podrás observar a simple vista. Aquí encontrarás lugares como el Acuario de Lisboa, el Pabellón del Conocimiento y el funicular. Este último es un plan idóneo para observar la ciudad desde las alturas. Y si quieres relajarte a las orillas del Tajo acércate al puente 25 de abril o al puente Vasco da Gama y disfruta de los mejores atardeceres. Como ves estas vacaciones no te faltará de nada. Así que organiza tus vacaciones con este pequeño qué ver y hacer en Lisboa.


¡Ahorra en tus viajes! Recibe nuestras mejores ofertas al instante

Descubre el mundo con Nautalia

Únete a nuestra comunidad viajera y anímate a conocer lugares nuevos por explorar.