• ·
Estás aquí:
Nautalia > Que Ver > Europa > República Checa > Praga Provincia > Praga

Qué ver en Praga

Praga podría definirse como una de las ciudades más elegantes y románticas que jamás hayas visto. Viajar a Praga es como adentrarse en un cuento de hadas en que sus mágicas y numerosas torres, sus calles empedradas y su aire medieval se convertirán en los alicientes perfectos para que seas el protagonista de tu propia aventura. Esta ciudad representa casi un museo en sí misma, ya que son diversos los rincones que podréis descubrir en este viaje y en la que estamos seguros que ninguno te defraudará porque Praga es así, tiene un efecto hechizante. Si quieres saber lo que puedes hacer en esta ciudad entra ya en nuestro qué ver en Praga y disfruta de unas vacaciones verdaderamente inolvidables.

Lugares imprescindibles de Praga

  • Puente Carlos

    1. Puente Carlos

    4,8

    Es probablemente una de las imágenes más conocidas de Praga. Pasear por él y disfrutar de las hermosas vistas que se pueden divisar desde él será una de las mejores cosas que podrás hacer a cualquier hora del día. Cuenta hasta con 500 metros de largo y a ambos lados podrás encontrar diversas estatuas, algunas construidas desde principios del siglo XVIII.

  • Plaza de la Ciudad Vieja

    2. Plaza de la Ciudad Vieja

    4,7

    Esta plaza representa uno de los centros neurálgicos de la ciudad. Acogedora e histórica está rodeada de callejuelas con encanto. Además, en ella se asientan diversos edificios históricos que merecen la pena visitar.

  • Catedral de San Vito

    3. Catedral de San Vito

    4,6

    Se trata del templo religioso más importante de la ciudad. Su peculiaridad es que se halla dentro del popular castillo de Praga. También resalta porque desde lo más alto de su torre podrás obtener las mejores panorámicas de la ciudad, así como observar las hermosas vidrieras que decoran el interior de la catedral.

  • Castillo de Praga

    4. Castillo de Praga

    4,6

    Esta fortaleza es considerada una de las más grandes del mundo. Representa el monumento más importante de todo República Checa. Está compuesto por un conjunto de palacios y edificios que se conectan a través de estrechas calles. Son diversos los monumentos que poder contemplar en esta visita, entre los que cabe resaltar la Catedral y sus numerosas torres.

  • Plaza de Wenceslao

    5. Plaza de Wenceslao

    4,4

    Uno de los símbolos más representativos de la ciudad nueva, que ha sido testigo de diversos acontecimientos históricos. Es recomendable pasear por ella de día y de noche.

  • Callejón de Oro

    6. Callejón de Oro

    4,4

    Es una pequeña pero preciosa calle que encontrarás dentro del castillo de Praga y llama la atención porque está habitada por diferentes casas de colores, que anteriormente hospedaban a distintos guardianes.

  • Barrio judío

    7. Barrio judío

    4,3

    Es conocida más bien bajo el nombre de barrio Josefov. Pasear por él y contemplar las diferentes sinagogas que hay te harán disfrutar de una experiencia de lo más enriquecedora.

  • Casa Danzante

    8. Casa Danzante

    4,3

    Hace referencia a uno de los edificios más nuevos y curiosos de esta capital europea. Se trata de dos edificios entrelazados con una forma un tanto peculiar que se ha convertido en uno de los emblemas de Praga.

Otros lugares interesantes de Praga

Si quieres planificar tu viaje a Praga y no tienes claro por dónde empezar tu ruta por la ciudad, no te preocupes, con la guía de viaje a la capital checa podrás descubrir todos los rincones ocultos, multitud de curiosidades y todos los detalles de cada visita turística. Viajar con Nautalia nunca fue tan fácil. Así que, desde ya empieza a organizar tu escapada con nuestro qué ver y qué hacer en Praga y sorpréndete con esta mágica e inimitable ciudad. Probablemente un buen punto de partida para empezar a disfrutar de la elegancia de esta ciudad es paseando por la plaza de la Ciudad Vieja, ya que históricamente ha sido el epicentro de la vida pública. En ella siempre encontrarás un ambiente de lo más animado, sobre todo, en verano. Además, en esta plaza conviven varios monumentos de interés que incluir en tu itinerario. Uno de ellos hace referencia al antiguo Ayuntamiento, donde sus torres góticas te permitirán obtener una de las mejores vistas. En este edificio también localizarás el famoso Reloj Astronómico, de origen medieval y uno de los símbolos más conocidos a nivel mundial.

Además, en la plaza de la Ciudad Vieja podrás encontrar dos hermosas y sorprendentes iglesias que completan la oferta cultural de la plaza. Por un lado, encontramos la iglesia de Nuestra Señora de Týn que destaca por su gran extensión y por la elevada altura que alcanzan sus torres. También presenta un estilo gótico, aunque guarda ciertas peculiaridades. Por otro lado, localizaremos la iglesia de San Nicolás de un estilo barroco. Este templo simboliza uno de los edificios religiosos más espectaculares de todo Praga. En su interior podrás apreciar techos y bóvedas cargadas de detalles decorativos, así como, obtener unas increíbles panorámicas de toda la plaza. En esta plaza es habitual que durante todo el año se celebren todo tipo de eventos, por lo que a día de hoy sigue siendo el principal atractivo de la ciudad.

Cerca de la plaza necesitarás detenerte a admirar la torre de la Pólvora, una de las fortalezas más conocidas de la ciudad. Se trata de una ennegrecida torre de estilo gótico que simboliza una de las puertas de entrada a la ciudad vieja. Su peculiar aspecto contrasta con la Casa Municipal que hay junto a ella, ya que este edificio es de Art Nouveau. Además de destacar por su particular estilo arquitectónico, sobresale por ser el escenario donde se proclamó la independencia de Checoslovaquia.

Aunque sin duda, uno de los atractivos por el que es conocido mundialmente esta ciudad es por el puente de Carlos IV, uno de los símbolos más espectaculares de Praga. Este hermoso puente conecta, a través del río Moldava, la Ciudad Vieja con el barrio de Malá Strana, uno de los distritos más antiguos de la ciudad. Este sorprendente e histórico puente cuenta con casi 500 metros de extensión, donde unas curiosas estatuas de estilo barroco se sitúan a ambos lados del puente y te harán disfrutar de una caminata de lo más agradable. Además, desde este rincón de Praga podrás obtener unas espectaculares vistas de la capital checa.

Si dispones de tiempo también es interesante perderse por la Basílica del Sagrado Corazón, que guarda el título de ser una de las iglesias más grandes a nivel mundial. Además, presenta un estilo Art Decó que se puede apreciar a simple vista. Desde la terraza de su cúpula se pueden obtener las mejores vistas a la ciudad. El estilo de esta iglesia contrasta con la de Notre Dame du Sablon, un santuario de estilo gótico de una belleza indescriptible.

Si lo que te apetece es escuchar la melodía que producen tus pies al caminar sobre el empedrado de sus calles mientras aprovechas para hacer unas compras, no puedes olvidarte de acercarte a las Galerías Reales de Saint Hubert. Unas galerías comerciales cubiertas de unos 200 metros de largo donde encontrarás todo tipo de joyerías y tiendas de moda. También encontrarás chocolaterías y restaurantes donde parar a tomar un descanso y degustar algunas de las delicias belgas, como la carne estofada con cerveza negra ('Carbonnades flamandes'), un delicioso gofre o un rico chocolate.

Praga, una ciudad medieval cargada de contrastes

Por su parte, el barrio de Malá Strana guarda una interesante historia ya que su entramado de calles y edificios están perfectamente conservados. Merece la pena callejear por él y disfrutar de su ambiente. A tan solo unos pasos del limítrofe de este distrito, concretamente al norte encontrarás el famoso castillo de Praga, considerado uno de los más grandes del mundo en la era medieval y uno de los más pintorescos. Presenta un gran valor histórico y artístico que no te puedes perder y añadir en tu qué ver en Praga. En su propio interior podrás apreciar la Catedral de San Vito, el edifico más simbólico de Praga. Su construcción se inició en siglo XIV pero no se terminó hasta finales del siglo XIX y principios del XX con la ayuda de diferentes arquitectos. Este lugar es por antonomasia el principal escenario de las coronaciones de la Familia Real. Desde la parte más alta del tempo podrás apreciar la ciudad de Praga en todo su esplendor. También podrás apreciar el Palacio Real, residencia de los Reyes de Bohemia y del que es popular la Sala Ladislao. El callejón de Oro es otro hermoso rincón situado en el interior del castillo repleto de casas medievales y puestos artesanos donde vivió el gran Franz Kafka. En este barrio del centro de Praga también podrás admirar la mayor colección de arte europeo en el Palacio Lobkowizc.

Estos edificios de la zona antigua contrastan con los hitos de la ciudad nueva, donde el elemento más representativo es la plaza de Wenceslao, que destaca por su gran longitud. Sus edificios han conservado la esencia histórica en sus fachadas aunque la actividad comercial se haya podido ver modificada. Para seguir empapándote de la historia de Praga tienes que pasear por el barrio judío, conocido bajo el nombre de 'Josefov'. Se formó por la conglomeración de varias comunidades judías durante la era medieval. Pasear por él, admirar sus contrastes y perderte por sus múltiples sinagogas serán solo pequeña guía turística de lo que podrás visitar. Aunque, sin duda, si hay algo que llama la atención de los viajeros son sus cementerios que los encontrarás en plena calle.

Para desconectar del bullicio de las calles y relajarte de tanta visita solo tendrás que dirigirte al Monte Petrin, donde una vertiginosa torre te permitirá obtener unas bonitas panorámicas de la ciudad. Y si te queda tiempo también es muy recomendable hacer una visita guiada por el Clementinum, un complejo arquitectónico que simboliza al mismo tiempo la sede de los jesuitas y de la propia universidad y que merece la pena detenerse a contemplar. También es aconsejable hacer una visita al monasterio de Strahov, de estilo barroco también y al Loreto, el lugar por excelencia de peregrinación en Praga. Como ves, en tu qué ver en Praga no te faltará absolutamente nada.

¡Ahorra en tus viajes! Recibe nuestras mejores ofertas al instante

Descubre el mundo con Nautalia

Únete a nuestra comunidad viajera y anímate a conocer lugares nuevos por explorar.