• ·
Estás aquí:
Nautalia > Que Ver > Europa > Bélgica > Flandes Occidental > Brujas

Qué ver en Brujas

Como salida de entre las páginas del más bello cuento de hadas, Brujas se encarama en el imaginario popular como la ciudad más asombrosa y fascinante de todas aquellas que se pueden llegar a conocer. Pintorescos edificios de arquitectura medieval, encantadores canales navegables, bellos palacios, flores, princesas, caballeros… Todos los ingredientes imprescindibles para que la fábula de tu viaje a Brujas siempre perviva en tu retina. Para saber todo lo que puedes ver y hacer en esta mágica ciudad del noroeste de Bélgica sigue leyendo nuestro qué ver y hacer en Brujas y prepárate para disfrutar de unos días repletos de magia.

Lugares imprescindibles de Brujas

  • Grote Markt

    1. Grote Markt

    4,8

    La plaza Mayor es el corazón de la ciudad. Compuesta por edificios de espectacular estética medieval y restaurantes y cervecerías típicas, esta plaza acoge continuos eventos y fiestas que embellecen aún más su icónica estampa.

  • Campanario Belfort

    2. Campanario Belfort

    4,7

    Situada en la Grote Markt, la torre del Campanario Belfort sobresale sobre los tejados de toda Brujas. En su interior esconde un mirador donde podrás obtener una visión panorámica de toda la ciudad, además de un increíble carrillón compuesto de 47 campanas.

  • Plaza Burg

    3. Plaza Burg

    4,6

    Más pequeña que la plaza Mayor pero de indudable belleza, se trata de una plaza emblemática donde se reúnen inmuebles como el Ayuntamiento, el palacio de Justicia y, sobretodo, la basílica de la Santa Sangre.

  • Canales de Brujas

    4. Canales de Brujas

    4,5

    Omnipresentes en toda la ciudad, los canales de Brujas son uno de los símbolos distintivos de la ciudad. Lleno de espacios potencialmente fotográficos, al ser navegables y estar conectados con el mar son muchos los turistas que aprovechan para pasear sobre ellos.

  • Muelle del Rosario

    5. Muelle del Rosario

    4,4

    Entre los canales de Brujas, destaca este pequeño rincón que se ha convertido, gracias a su paisaje con el campanario Belfort al fondo, en uno de los puntos más fotografiados de Bélgica.

  • Parque Minnewater

    6. Parque Minnewater

    4,4

    Este parque representa el máximo esplendor del romanticismo de Brujas. Es un paraje conocido como el lago del amor, donde los cisnes pacen tranquilos y los enamorados disfrutan de su momento.

  • Begijnhof

    7. Begijnhof

    4,3

    Una ciudad dentro de una ciudad. Este beaterio levantado en la época medieval para que las mujeres viudas y huérfanas tuvieran un buen lugar donde vivir, es un singular reducto de paz que ofrece al turista un ambiente único e irrepetible.

  • Los molinos de Brujas

    8. Los molinos de Brujas

    4,3

    A las afueras de la ciudad, se levantan en el Parque de Kruisvest una conjunción de molinos típicos de Flandes, donde los visitantes pueden aprovechar para visitarlos mientras dan un reparador paseo, lejos del bullicio de la ciudad.

Otros lugares interesantes de Brujas

De escaso tamaño y población reducida, la singularidad palpable en cada rincón de Brujas es suficiente baluarte para haberla convertido en uno de los lugares más visitados de toda Europa. La escasa distancia que lo separa de Bruselas favorece enormemente la llegada de turistas ávidos de conseguir la foto perfecta para la portada de su álbum del viaje. Y es que en Brujas, en casi cualquier esquina puedes obtener ese preciado tesoro, ya que toda Brujas, en sí misma, es una postal de cuento.

Brujas, una ciudad de cuento

Galardonada por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad en el año 2000, Brujas presume de lugares como su Grote Markt (plaza Mayor), un rincón que en cuanto lo visites entenderás por qué este reconocimiento es totalmente merecido. Situada en el centro de la ciudad, ejerce como eje principal y corazón de Brujas, siendo el lugar desde el que parten la inmensa mayoría de sus rutas turísticas. Rodeada de espectaculares fachadas de diseño flamenco y de las estatuas dedicadas a sus héroes Jan Breydel y Pieter de Coninck. En esta plaza se concentran multitud de eventos, mercados y conciertos a los que podrás asistir, a la vez que degustas la típica gastronomía local, como son sus mejillones, sus famosas patatas fritas, sus gofres o el omnipresente chocolate mientras te tomas una buena cerveza belga. Alicientes más que idóneos para disfrutar de esta maravillosa escapada y empaparte poquito a poco de qué ver y hacer en Brujas.

Entre estos edificios, destaca la torre del campanario Belfort que a su innegable grandeza suma un mirador en su cima, desde la que tendrás la oportunidad de contemplar toda la extensión de Brujas desde un mismo punto. Algo inevitable y que incluir en tu propia ruta es avistar alguno de sus múltiples canales, ya que están presentes por todas partes de modo que los busques o no, darás con ellos seguro. Los canales de Brujas son una seña de identidad invariable en la que podrás sumergirte si optas por un paseo en barca que no te dejará indiferente. Entre estos canales, el más visitado es el conocido como el muelle del Rosario. Una esquina que brilla decenas de veces al día gracias a los flashes de las cámaras que lo inmortalizan continuamente y que regala al viajero la estampa más memorable de toda la ciudad. Los parques y puentes que rodean los canales son embaucadores por sí mismos y su condición convierte a Brujas en una de las ciudades más románticas del mundo. Entre esos rincones, destaca el parque Minnewater, conocido como el lago del Amor, donde los cisnes campan a sus anchas y cuya elocuencia tendrás que descubrir en persona.

Y ya que estás en el parque, muy cerca podrás visitar el Begijnhof, un peculiar Beaterio, declarado Patrimonio de la Humanidad, construido en la época medieval como una pequeña y silenciosa ciudad dentro de Brujas con pequeñas viviendas y zonas verdes, para que las mujeres huérfanas o viudas tuvieran un lugar digno donde vivir.

Otra plaza que no podrás dejar de lado en tu ruta de qué ver y hacer en Brujas es la plaza Burg. Aunque ostensiblemente más pequeña que la Grote Markt, esta plaza también luce por sí misma con edificios peculiares como el Ayuntamiento (el más antiguo de Bélgica), el palacio de Justicia y por encima de los demás, el atractivo de la Basílica de la Santa Sangre donde se venera una reliquia de la sangre de Cristo. Finalmente, si eres de esos viajeros a los que les encanta aprovechar para salir de las ciudades y ver que se cuece en sus alrededores, visita los múltiples y típicos molinos del parque de Kruisvest, un lugar fantástico para huir del bullicio y disfrutar de un buen paseo.

Brujas, que ya en su propio nombre encierra una fábula, es uno de esos lugares en el mundo que parecen creados por las hábiles manos de un virtuoso artesano medieval, que talla con destreza los esbozos fantásticos que le describe la prodigiosa pluma de un novelista. ¡Una ciudad creada en un cuento! No esperes para saber el final de la historia y viaja a Brujas con Nautalia Viajes. Crea tu propia guía de viaje a Brujas y disfruta con nuestro qué ver y hacer en esta mágica ciudad. ¡La leyenda te espera!

¡Ahorra en tus viajes! Recibe nuestras mejores ofertas al instante

Descubre el mundo con Nautalia

Únete a nuestra comunidad viajera y anímate a conocer lugares nuevos por explorar.