• Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • Google+
  • Blog
Estás aquí:
Nautalia > Viajes de novios > Tanzania

Viajes de Novios a Tanzania

  • Fecha del artículo
  • Sección del artículo Viajes de Novios

Situada en la costa este de África Central, Tanzania cuenta con algunos de los asentamientos humanos más antiguos del mundo, incluyendo los de la garganta de Olduvai donde se han encontrado las huellas humanas de 3,6 millones de años. Tanzania es un destino apasionante que merece la pena descubrir por sus innumerables atractivos que nos sorprenderán: sus increíbles playas prácticamente vírgenes de Zanzíbar, los numerosos parques y reservas naturales que recorren todo el país, como el Parque Nacional del Serengueti o el cráter del Ngorongoro, de un valor ecológico inigualable. En los últimos años, este exótico destino se ha convertido en el más demandado por parejas de novios para disfrutar de una maravillosa luna de miel. Pocos lugares del mundo ofrecen la posibilidad de disfrutar de la naturaleza en estado puro como lo hace Tanzania.

Parque Nacional Serengeti, Tanzania, Safari, Patrimonio de la humanidad por la UNESCO

El Kilimanjaro es el punto más elevado de África, al noreste de Tanzania está formado por tres volcanes inactivos: Shira, Mawenzi y Kibo. Esta montaña es el hogar de los pastores masái en el norte y en el oeste, que necesitan prados de altitud para pacer sus rebaños, así como de campesinos chagga al sur y al este, que cultivan allí sus parcelas. Este lugar emblemático, evocado y representado en el arte, se ha convertido en un símbolo, apreciado por los miles de senderistas que realizan su ascensión sacando provecho de la gran diversidad de su fauna y de su flora. El Parque Nacional del Serengueti ofrece la cara más salvaje de la naturaleza, la lucha por la supervivencia en el reino animal. Una lucha que comienza con la migración, cuando miles de ñus y cebras cruzan las llanuras para suerte de los depredadores. Un espectáculo de la naturaleza en vivo y en directo.

Monte Kilimanjaro en el Parque Nacional, Tanzania

Al oeste de Tanzania, el cráter de Ngorongoro crea un decorado extraordinario. En un entorno sinigual, los búfalos, hienas, leones o el colosal rinoceronte negro, conviven en medio de un cráter volcánico de 600 metros de profundidad y más de 20 kilómetros de diámetro. Muy cerca de este punto, se encuentra el lago Manyara, formado hace más de dos millones de años, cuando las aguas llenaron las tierras bajas después de la formación del Gran Valle del Rift. Aunque este lago es conocido por los babuinos, el lago y sus alrededores son también el hogar de herbívoros, como hipopótamos, impalas, ñus, elefantes, búfalos, jabalíes y jirafas. Los Ficus gigantes y caobas que se ven en el bosque de aguas subterráneas inmediatamente alrededor de las puertas del parque se nutren de los manantiales subterráneos que se reponen continuamente desde el macizo del Ngorongoro, justo encima de la cuenca Manyara.

Zebras y flamencos en Ngorongoro, Tanzania

La música y el baile tanzanos dominan gran parte de África oriental. De ritmo vigoroso y famoso por sus pegadizas letras, el son del suajili tanzano se mantiene vivo gracias al próspero mundo de las bandas musicales y la danza. También podrás disfrutar de una selección de platos tradicionales suajili basados en el marisco junto a las islas de Zanzíbar y Pemba. La bebida nacional es la cerveza Safari Lager y el licor local a base de ron blanco es el konyagi.

El paisaje en Isla Zanzíbar difiere completamente de los descritos con anterioridad. No sólo su fauna y flora atrae y encandila a los viajeros. Su costa de arena blanca, nos permite viajar en el tiempo e imaginarnos cómo sería aquella tierra de sultanes con facilidad. Las playas custodiadas por cientos de palmeras nos transportan a una de esas escenas de las películas en las que los atardeceres son perfectos. Pero eso sí, nada nos parará en la orilla. Y es que bucear en tan magnífico entorno es una obligación, descubriendo bancos de peces y preciosos corales.

Playa de Zanzíbar, Tanzania

Kilwa Kisiwani y Songo Mnara, son dos pequeñas islas junto a la costa de Tanzania que representan los vestigios de dos grandes puertos comerciales donde, entre los siglos IX y XVI, se comerciaba con oro y hierro del Gran Zimbabue, esclavos y marfil de toda África Oriental, a cambio de tejidos, porcelanas, joyas y especias provenientes de Asia. En este momento Kilwa Kisiwani es un punto turístico muy importante. Entre sus edificios más destacados se encuentran: La Gran Mezquita de Kilwa, el Palacio Husuni Kubwa, la pequeña mezquita, el Palacio Makutani (con grandes paredes triangulares), el “pequeño” Husuni Ndogo y La Gereza (prisión).

Tanzania reúne rincones maravillosos que nos ofrece todo un abanico de nuevas emociones y sensaciones, con vivencias que nos acompañarán para siempre. Y lo harán de manera tan irremediable como las vivencias y las gentes del lugar. Un guerrero masái transformado en guía, ritos y danzas al son de un tambor, como aprendices de cocinero en Bukoba.

Masai viendo el atardecer en Tanzania

La hospitalidad de sus gentes y la belleza de lo excepcional en su cultura hacen de este rincón del mundo un lugar formidable donde pasar una luna de miel de ensueño.

Qué no debéis dejar de visitar en vuestro viaje de novios a Tanzania:

  • Escápate de lo típico y descubre la auténtica esencia de este territorio visitando las montañas Pare.
  • Un atardecer en el lago Eyasi es una experiencia inolvidable que no debes dejar de disfrutar.
  • Cuando las lluvias se debilitan en abril, miles de ñus comien¬zan su migración hacia el norte y el oeste, completando uno de los ciclos naturales más espectaculares del planeta.
  • Tanzania es el hogar de más de mil especies de aves, muchas de ellas endémicas. El paraíso de los amantes de la ornitología.
  • 1 folleto de "Viaje de Novios Tanzania"
  • Ver todas las fotos 0 fotos de "Viaje de Novios Tanzania"