• Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • Google+
  • Blog
Estás aquí:
Nautalia > Viajes de novios > Japón

Viajes de Novios a Japón

  • Fecha del artículo
  • Sección del artículo Viajes de Novios

Hay países donde un amanecer o un ocaso suponen un verdadero espectáculo. Ése es sin duda Japón. El país del Sol Naciente es uno de los mayores tesoros del lejano Oriente. La tradición de sus preciosos templos y jardines, y la más avanzada modernidad se entremezclan en un país a la vanguardia de la innovación robótica y tecnológica. Su capital, Tokio, es una de las ciudades más cosmopolitas del mundo. Pero a las afueras de esta megaurbe, el sosiego invade las poblaciones que en primavera quedan impregnadas por el aroma de los almendros en flor a los pies del monte Fuji. Precisamente, el atractivo de Japón reside en esa combinación de la más completa modernidad que podemos contemplar en Tokio con las tradiciones milenarias que aún se conservan en este archipiélago, formado por un conjunto de casi 7.000 islas e islotes.

Tokio, la capital de Japón, constituye un destino perfecto para comenzar un viaje repleto de buenos recuerdos a través del país asiático. Anuncios publicitarios con potentes y coloridas luces de neón, tiendas de tecnología y de moda, establecimientos abiertos durante las 24 horas del día… Podría parecer que nos encontramos en Times Square, en pleno centro de Nueva York, pero no. Se trata de Shinjuku, el barrio más famoso y cosmopolita de Tokio, cuya iluminación recuerda precisamente al Times Square neoyorkino o al Piccadilly Circus de Londres. Shinjuku cuenta con una estación que está considerada como una de las más transitadas no sólo de Japón, sino de todo el mundo. Pero si hablamos de grandes cifras, uno de los edificios que más destacan en la capital nipona es el Metropolitan Government Building, que con sus 243 metros de altura alberga la sede del Ayuntamiento de Tokio.

Fuertes del Morro

A pesar de su crónico estrés y ajetreo, la ciudad de Tokio también cuenta con remansos de paz donde poder descansar de tanta actividad frenética. Uno de ellos es el parque Yoyogi, un Central Park a la japonesa donde poder practicar deporte o dar un tranquilo paseo. También podemos disfrutar de un día muy apacible en Odaiba, una isla artificial situada en la bahía de Tokio. En este lugar se encuentra una réplica de la Estatua de la Libertad y hasta una playa, el Museo Nacional de Ciencias e Innovación y el Museo Nacional de Tokio, el más importante de todo Japón que exhibe objetos de la época samurái. Japón es mucho más que Tokio. Desde la capital japonesa podemos tomar un tren que en un cómodo trayecto de unas dos horas de duración nos conducirá hasta Nikko, cuyo conjunto de templos y santuarios fueron declarados por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad. No es casualidad por tanto que una de las construcciones con mayor patrimonio cultural de Japón se encuentre en este lugar. Se trata del santuario Toshogu, de una extraordinaria y singular belleza. Tampoco podemos abandonar Nikko sin cruzar el puente Shinkyo sobre el río Daiya. Este puente sagrado lacrado de un intenso color rojizo, y que en la época feudal sólo el emperador tenía derecho a cruzarlo, nos conduce hasta un bello parque cuya visita merece la pena. El Parque Nacional de Nikko también supone todo un sobrecogedor paisaje.

Cueva Ventana Arecibo

Kioto debe su merecida fama a sus excelentemente preservados sitios históricos. Fue capital de Japón y residencia del emperador. En esta ciudad hallaremos la esencia del país del Sol Naciente visitando monumentos más representativos como el Palacio Imperial, el Castillo Nij- o, el Kinkaku-ji y el Ginkaku-ji, o el Santuario Heian o el de Fushimi Inari-taisha, los exponentes más bellos de la isla nipona. Pero Japón no sólo es conocido por sus maravillas y joyas monumentales, sino también naturales. Y el monte Fuji es su principal estandarte. No es una cumbre nevada más. Sus alrededores suponen todo un paraíso medioambiental repleto de atractivos, como por ejemplo el conjunto de lagos que se encuentran en sus proximidades. Aunque su estampa más famosa la forman sus almendros en flor en primavera, cualquier época del año resulta preciosa para contemplar esta majestuosa zona de Japón. Para aquellos que deseen conocer una de las zonas más espirituales del país nipón resulta recomendable acercarse hasta Kamakura, que destaca por su colección de templos y santuarios. Aunque si por algo es conocida esta localidad japonesa es por su gigantesca escultura de Budha. Todo el exotismo del lejano Oriente te espera en el país del Sol Naciente.

El Yunque Rio Grande

En vuestra luna de miel en Japón no podéis perderos estas recomendaciones:

  • No dejes de cruzar el paso de peatones más transitado del mundo, en el barrio tokiota, Shibuya.
  • Disfrutar de la típica comida de Kansai, visitar el Castillo de Osaka.
  • Terminar el día contemplando el atardecer desde el templo Kiyomizu en Kioto.
  • Perderte por las calles adyacentes a Takeshita en Tokio, descubriendo los numerosos cafés y tiendas de segunda mano.
  • Ver todas las fotos 0 fotos de "Viaje de Novios Japón"