• Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • Google+
  • Blog

Crucero Islas Griegas desde Barcelona I Royal Caribbean - Nautalia

Crucero Islas Griegas desde Barcelona I

A bordo de un gran barco como es el Serenade of the Seas de Royal Caribbean, la vida se siente de otra manera. Las preocupaciones se disipan para dejar paso al disfrute. Una experiencia a bordo que deja a los viajeros con ganas de más. Si, además, el itinerario acompaña, el resultado no puede ser más gratificante. El recorrido por las islas griegas es un deleite para los sentidos: la cuna de la democracia atesora la esencia del Mediterráneo. Con punto de partida en Barcelona, navega rumbo a Cannes, Livorno, Civitavecchia, Atenas, Éfeso, Santorini y de vuelta a la Ciudad Condal.

7,8

Valoración:
  • On
  • On
  • On
  • On
  • Off
13 días a bordo del Serenade of the Seas desde Barcelona
Islas Griegas I
Islas Griegas I

Barco: Serenade of the Seas

Puerto Llegada: Barcelona, ESPAÑA

Escalas: Barcelona » Cannes » Florencia / pisa (livorno) » Civitavecchia (Roma) » Crucero » Crucero » Atenas » Efeso (Kusadasi) » Santorini » Crucero » Costa de Amalfi (Italia) » Crucero » Barcelona

Promoción

  • Reserva desde 50 Euros Reserva desde 50 Euros
    • Reserva desde 50 Euros
  • Detalles mediterráneos Detalles mediterráneos
    •  Platos típicos de la cocina española; comunicaciones, excursiones y cartas en español; monitores para niños de habla hispana; Flexibilidad en los horarios de cena.
  • Pensión Completa Pensión Completa
    • Pensión Completa

Características del crucero

  • Cultural Cultural
    • Cultural
  • CALENDARIO
Actualmente no existe ninguna disponibilidad para este crucero. Disculpe las molestias.
  • ITINERARIO
  • Ficha Técnica
  • Cubiertas
  • Camarotes
  • Fotos
  • Vídeos

Nuestra aventura tiene como punto de partida Barcelona, una ciudad cosmopolita con un patrimonio cultural de primera orden. Un recorrido por la Barcelona de Gaudí nos muestra los ejemplos más representativos de modernismo del siglo XX. Un viaje cultural por la Sagrada Familia, el Parque Güell o Casa Milà nos enseña algunas de las obras más emblemáticas del arquitecto catalán.

Nuestra siguiente parada es Cannes, parada obligatoria para los cinéfilos de pro. Cada primavera la ciudad francesa acoge uno de los festivales de cine más importantes del panorama audiovisual. Más allá del cine, la ciudad mediterránea prepara una grata sorpresa al crucerista despistado: El glamour de la Croisette muestra unas vistas espectaculares de la joya de la Costa Azul, mientras que un paseo por el barrio de Le Suquet, el más antiguo de la ciudad, refleja el encanto indiscutible de su casco histórico. Un alto en el camino se hace necesario en la calle Meynadier, con una variada oferta de ocio y restauración. Otros puntos de interés son el Puerto Viejo y el Mercado Forville, cuyo horario es vespertino.

Continuamos nuestro trayecto hasta llegar a la bella Italia. La Toscana recibe al viajero con los paisajes más extraordinarios de la verde Italia. Livorno es punto de partida habitual de excursiones con destino a Florencia y Pisa. Florencia es considerada la capital del arte por muchas razones: El Duomo de Santa Maria del Fiore, la Piazza della Signoria, el palacio Vecchio, la Galería de la Academia, tras cuyas puertas se encuentra el David de Miguel Ángel, o la Galería de los Uffizi, que alberga el nacimiento de Venus de Botticelli, hacen de Florencia un destino que no deja lugar al aburrimiento. Es más, se dice que la cuna del Renacimiento es capaz de desencadenar el síndrome de Stendhal, que tiene lugar cuando el individuo está expuesto a tanta belleza en un mismo lugar. Otra opción al salir de Livorno es dirigirse a Pisa, donde encontraremos una de las torres más famosas del mundo. La Torre de Pisa ha saltado a la fama por su ligera inclinación, convirtiéndola en el icono por excelencia de la ciudad y escenario de miles de fotografías de viajeros que quieren dejar constancia de su paso por ella.

De nuevo en el buque Serenade of the Seas, volvemos la vista atrás para despedirnos de La Toscana. Dicen que todos los caminos llevan a Roma y el nuestro no iba a ser menos. Nuestra parada en Civitavecchia nos lleva a la Ciudad Eterna, situada a, aproximadamente, una hora de distancia en autobús. Como cabe esperar, el ritmo de la capital italiana es frenético. La capital italiana cuenta con numerosos atractivos turísticos: el Coliseo y el Foro romano, la fuente de Trevi, la plaza de España, la bocca della verità o las pintorescas calles del barrio de Trastevere. Una vez en Roma es difícil no organizar una visita a la Ciudad del Vaticano. Allí encontraremos la plaza de San Pedro, los museos vaticanos, la capilla Sixtina pintada por Miguel Ángel y la Basílica de San Pedro.

De capital en capital. Atenas nos depara un viaje cultural por la Acrópolis de Atenas, el Partenón, el Ágora Romana, la plaza Sintagma, el centro neurálgico de la ciudad, el Estadio Panatenaico, donde se celebraron los primeros Juegos Olímpicos de la historia, el Templo de Zeus, o el Teatro de Dioniso.

Nuestra aventura continúa por el mar Egeo y nos lleva hasta Turquía. Kuşadası es una ciudad balneario, que se sitúa a, aproximadamente, 20 kilómetros de la antigua ciudad romana de Éfeso. El antiguo refugio de Cleopatra y Marco Antonio es hoy uno de los yacimientos arqueológicos mejor conservados del mundo. Éfeso fue primero un asentamiento griego y, posteriormente, romano, que ha albergado joyas de un valor incalculable: El Templo de Artemisa, dedicado a la diosa griega de la caza, la Biblioteca de Celso, el corazón de la sabiduría de la época, la Basílica de San Juan de Éfeso, de estilo bizantino, el Estadio, en el que se celebraban carreras y luchas de gladiadores, y el Teatro, entre otros. Muy cerca de Éfeso, se sitúa la casa de la Virgen María, punto de gran afluencia turística.

Retomamos nuestra travesía hasta avistar tierras helénicas y desembarcar en Santorini, la isla en azul y blanco, que ha sabido capturar la belleza del Mediterráneo Oriental sin perder un ápice de su esencia. La isla volcánica tiene forma de media luna y en su parte oriental cuenta con precipicios que miran al mar formando paisajes asombrosos que le han conferido fama a nivel internacional. Nos vamos de Santorini con un buen recuerdo, una fascinante puesta de sol, que nos invita a hacer repaso de las ciudades visitadas, la gente conocida y las anécdotas vividas. Pero no sin antes alcanzar la costa de Nápoles donde conocer su centro histórico, declarado Patrimonio de la Humanidad, o las ruinas de Pompeya. De regreso a Barcelona y a medida que la vuelta está más cercana, cada instante se hace más valioso. Un recorrido que nos ha dejado huella y seguro recordaremos durante muchos años.

Llegarás a tu casa con miles y miles de fotografías, con experiencias inolvidables que guardarás para siempre en tus mejores recuerdos, con imágenes de bellísimas estampas que quedarán para siempre en tu retina... El Mediterráneo es todo esto y más, ya que combina a la perfección la espectacularidad de sus playas con la el encanto de sus ciudades y pueblos. No demores por más tiempo tus vacaciones. ¡Reserva ya tu crucero con Nautalia Viajes y Royal Caribbean! Todo un mundo de emociones te esperan en las turquesas costas del Mediterráneo. ¡Embárcate en el prestigioso Serenade of the Seas!