• Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • Google+
  • Blog

Crucero Caribe Tropical desde La Romana (Rep. Dominicana) Pullmantur

Crucero Caribe Tropical desde La Romana (Rep. Dominicana)

Descubre el Caribe a través de un crucero con la naviera Pullmantur. El exotismo de sus playas de aguas cristalinas de color azul turquesa, su riqueza cultural, la amabilidad y hospitalidad de sus gentes y sus infinitas playas de arena blanca te embrujarán y te invitarán al relax y la diversión. Con el Crucero Tropical de Pullmantur podrás visitar rincones emblemáticos, llenos de historia y belleza. Un auténtico paraíso terrenal si buscas unas verdaderas vacaciones de verano. Planea una verdadera aventura cargada de diversión en un paraíso tropical, azul increíble en el cielo para recordarte todo el tiempo que es verdad, el paraíso existe.

8 días a bordo del Horizon CDF desde Santo domingo
Todos los vuelos incluidos
Caribe Tropical
Caribe Tropical

Barco: Horizon CDF

Puerto Llegada: Santo domingo

Escalas: Santo domingo » La romana » Philipsburg (St Martin) » Pointe a pitre » Fort de france » Isla de margarita » En el mar » Santo domingo

Promoción

  • Todo Incluido Todo Incluido
    • Todo Incluido

Características del crucero

  • Sol y Playa Sol y Playa
    • Sol y Playa
  • Exótico Exótico
    • Exótico
  • CALENDARIO
Actualmente no existe ninguna disponibilidad para este crucero. Disculpe las molestias.
  • ITINERARIO
  • Ficha Técnica
  • Cubiertas
  • Camarotes
  • Fotos

Los cruceros por las zonas caribeñas son una mezcla de exotismo y de relax, donde podrás practicar todo tipo de deportes acuáticos, visitar bellos lugares y bañarte en maravillosas playas. Es como adentrarse en medio de la naturaleza virgen, en paisajes de arena blanca y mar turquesa. Con el itinerario Caribe Tropical de Pullmantur podrás hacer escala en diversos puertos y ciudades de interés.

La Romana es la primera parada es en uno de los puntos turísticos de mayor importancia en la República Dominicana y quizás el de mayor renombre internacional, a pesar de ser uno de las más jóvenes del país. En esta provincia también se encuentra Altos de Chavón, el pueblo de los artistas, que deslumbra a quien le visita con su construcción en piedra que le da un aire colonial recordando los pueblitos del sur de Francia e Italia. Incluye un impresionante Museo de Arqueología Taína, el anfiteatro donde se han presentado artistas internacionales, y la Escuela de Diseño Parsons. Algunas de las playas más espectaculares se encuentran a lo largo de la costa oriental. Cerca de Casa de Campo está Bayahibe, playa de ensueño, además de las excursiones a Isla Catalina y Saona donde nos sentiremos en el auténtico paraíso.

Otro de los puertos clave durante el itinerario es St. Lucia. Poco a poco esta maravillosa isla se ha convertido en el primer destino turístico de las Antillas anglófonas. Los motivos son diversos: playas idílicas, paisajes volcánicos, agradables puertos de recreo, pueblos pesqueros... Castries, la capital, es su centro comercial y cultural. Aquí viene bien invertir algunas horas en uno de los dos pabellones de compras libres de impuestos que existen a lo largo de la zona costera. El paisaje de Santa Lucía continúa por debajo del mar, donde el paisaje submarino resulta una fantasía sumergida de peces coloridos y algunos de los más cristalinos arrecifes de coral en El Caribe. En resumen, la belleza de Santa Lucía proporciona el telón perfecto para la aventura: playas para disfrutar, montañas para subir, bosques para explorar, gente que conocer y un mundo submarino para descubrir.

La isla de Barbados, que debe su nombre a la abundancia de raíces aéreas colgando a modo de barbas, ofrece una mezcla única de influencias del exotismo caribeño, del oeste africano y de la elegancia inglesa en un ambiente único lleno de alegría, refinamiento y diversidad. Barbados es un parque temático natural, con playas de aguas transparentes y arena rosada, arrecifes de coral, reservas naturales, excelentes lugares para practicar el buceo… un pequeño paraíso que ofrece a los visitantes todo lo que pueden desear, pequeñas olas, una suave brisa tropical, la fragancia de las flores silvestres, y el aroma de la estimulante y afrodisíaca gastronomía. No en vano se dice que después de visitar Barbados, uno ya no es el mismo nunca más.

Martinica es la de­finición de una isla francesa-caribeña re­finada, muy de moda y elegante. Llena de ruinas y monumentos, Martinica ofrece playas preciosas, muy buena comida y un volcán activo, el Mont Pelée. Actividades recomendables son los paseos a caballo guiados entre las laderas pronunciadas y exuberantes o a una de las 12 destilerías de ron de Martinica de gran calidad, o a la plantación de la conocida flor de Martinica, el anthorium. El mismo Paul Gaugin se enamoró de la belleza de esta isla y residió en ella durante un tiempo. Y esta hermosa isla también vio nacer a la mismísima Josephine, la Emperatriz de Napoleón. Martinica se muestra como una pequeña caja de grandes sorpresas esperando a ser descubiertas.

Colón le dio el nombre de San Cristóbal por el santo patrón de los viajeros, y el apodo se acortó con el tiempo a St. Kitts. Sus maravillosas playas de arena blanca se encuentran relativamente despobladas y los amantes de la naturaleza pueden recrearse ante formaciones de lava, selvas tropicales, lagunas y maravillas subacuáticas practicando el snorkel o el buceo. Algo sorprendente es observar a los monos verdes vervet corriendo rápidamente al otro lado de la carretera, esquivando arbustos o buscando hojas. Curioso también es que posee el único tren en funcionamiento en El Caribe, unas vías férreas que atravesaban los campos de caña de azúcar y que se han convertido en un interesante paseo turístico. Siempre exuberante, la exótica y tropical nación isleña de St. Kitts, es un paraíso de gran romanticismo.

Tórtola es la isla principal de las Islas Vírgenes Británicas. Una peculiar isla que tiene su propia banda sonora, ya que como su propio nombre indica, está curiosamente decorada con los ruidos y la presencia continua de este pájaro. Es la isla con mayor super­ficie del archipiélago y en otra época, refugio de piratas y corsarios. La pesca, el surf, el buceo o nadar con del­fines se cuentan entre sus muchos atractivos. Pero sin duda la actividad que ocupará todo el tiempo es la de admirar la belleza de Tórtola y disfrutar de su entorno. Caminar por las playas de arenas blancas, explorar las antiguas ruinas, degustar la deliciosa comida local, respirar la paz y tranquilidad que desprende…. Sin duda una isla para soltar el ancla y dejarse llevar por el ritmo del océano azul.

Y es que este crucero tropical no te dejará indiferente. Un recorrido único por algunas de las islas más bellas de este mar tan espectacular que sorprende hasta al más escéptico. Martinica con su refinamiento francés que la hace única, La Romana con playas espectacularmente grandes ideales para relajarse, Barbados tan inspiradora y exótica como su propio nombre refleja, o Tórtola con el eterno canto de su naturaleza y que recibe a cada viajero con una sintonía que jamás asociaríamos con un territorio británico. Sin duda un crucero que te llevará por los rincones más mágicos del Mar Caribe.