• Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • Google+
  • Blog

Una semana de atardeceres

Suceden cada día y sin embargo tienen la capacidad de convertirse en recuerdos panorámicos inolvidables capaces incluso de imprimir en el recuerdo las emociones de un momento único e inolvidable. Así son las puestas de sol, y es que sin ser únicas, las hay que son verdaderamente únicas. Por eso, te llevamos cada noche durante esta semana por los atardeceres más bellos y singulares del mundo.

Nueva York

No todas las grandes vistas y panorámicas en la gran metrópolis norteamericana están en lo alto de la ciudad sobre sus imponentes rascacielos que tantas y tantas veces han posado para las cámaras de millones de turistas. En este caso descubrimos un efecto que casualidad o no, deja una postal auténticamente de película. Sólo sucede dos veces al año, y es que encajar una puesta de sol perfecta en una de las calle con construcciones tan legendarias como el edificio Chrysler es mucho más que una simple postal. Este fenómeno lleno de colores que hipnotizan y que se funde de forma espectacular con las míticas calles neoyorkinas, se conoce como Manhattanhenge en honor a Stonehenge, donde el Sol se alinea con las piedras de los solsticios creando un efecto muy parecido.

Atardecer en Manhattan

Es muy difícil adivinar cuando se producirá el próximo Manhattanhenge con exactitud, aunque sí sabemos aproximadamente cuando podemos ver este momento único. Cada año, alrededor del 28 de mayo y del 12 o 13 de julio podemos disfrutar de una puesta de sol que parece despedirse de todos y cada uno de los que se quedan embobados observando la escena. Y al igual que sucede con las puestas de sol, también en los amaneceres del cinco de diciembre y el ocho de enero se pueden disfrutar convirtiendo un despertar en estos días en algo verdaderamente inolvidable. Un atardecer impresionante que nos recuerda que Nueva York no sólo es estrés, bullicio, compras, grandes rascacielos y tiendas, sino una ciudad increíble que esconde algunos de los rincones más románticos del mundo.

Vive el trajín de la Gran Manzana y disfruta de una de las urbes más impresionantes del mundo estas vacaciones en Nueva York. Descubre sus rincones más encantadores y un skyline de película. Quién sabe, quizás seas de los afortunados que puedan descubrir el Manhattanhenge.

La Alhambra

Estuvo a punto de ser una de las 7 Maravillas del Mundo, y seguro que si no lo logró, fue porque quienes votaron nunca llegaron a ver un atardecer desde la mismísima Alhambra, la plaza de los Aljibes, el mirador de San Nicolás o disfrutando de una panorámica mirando al Albaicín con el cielo teñido de tonos naranjas, rojizos y rosados. Sin embargo, sí que es el monumento español más visitado del país, y es que la mezcla de misterio, historias y leyendas, y una arquitectura de una belleza arrebatadora, forman una combinación de ensueño que realmente se torna inolvidable. Más aún si la visita a la Alhambra se corona con el broche de oro de uno de los atardeceres más cálidos y románticos de toda Andalucía.

Atardecer en la Alhambra

Disfruta de unos días de vacaciones en Granada y conviértete en uno de los millones de personas que han descubierto la Alhambra. ¡No esperes más!, uno de los atardeceres más bellos de España está esperándote.

Yosemite

No hay nada que podamos decir de este lugar que lo haga menos especial. El Parque Nacional de Yosemite es una de esos lugares que merecen la pena conocer por mil y una razones, y por supuesto no iba a ser menos el regalo que ofrece el sol cada día a uno de los parques naturales más conocidos de todo el mundo. Uno de esos puntos inolvidables donde la expresión de la cara se congela con sólo echar una mirada al momento clave es en la Cascada Horsetail. No sólo la panorámica del salto de agua de más de 650 metros de altura es sobrecogedora, sino que sólo durante unos minutos mientras se pone el sol es posible disfrutar de un auténtico río de oro que cae de un gigantesco acantilado. Y por si le faltaban ingredientes que conviertan este destino en un punto increíble para observar atardeceres, solo se pueden disfrutar durante algunos días de febrero. Un destino de altura que mezcla sol, agua, naturaleza en estado puro y un paraje californiano cuya belleza se agiganta con cada paso que das hacia su corazón.

Descubre la Costa Oeste de Estados Unidos en un viaje que promete ser inolvidable. ¡No te olvides de disfrutar de la mágica Cascada Horsetail al atardecer!

Sudáfrica

Seguro que ya lo has oído alguna vez, África tiene unas puestas de sol que son verdaderamente casi de otro planeta. Sin embargo y aunque son muchos los países que disfrutan de atardeceres que bien merecen un viaje, Sudáfrica es uno de esos países que seduce con especial encanto. No solo son sus paisajes, su gente o esa fauna que regala imponentes postales a todo el que lo visita, sino también sus puestas de sol. Casi como si de un ritual se tratara, lo mejor que puedes hacer es rendirte al sol y sus colores de despedida. Como en penitencia, gustosos de disfrutar los últimos momentos de algo que sabes que jamás olvidarás, pero que no puedes evitar observar maravillado y resignado al saber que acabará dejándote con ganas de más. Y ahí estás, congelado, paralizado e hipnotizado mirando al horizonte mientras eres testigo de cómo el sol colorea el cielo en su último capricho del día.

Aprovecha y haz uno de esos grandes viajes que jamás olvidas. Disfruta de unas vacaciones en Sudáfrica y descubre la magia de un país lleno de embrujo.

“Green Ray”

Se trata de uno de los atardeceres más raros y curiosos del planeta. Sólo se puede observar en zonas donde el horizonte tiene una superficie muy plana. El fenómeno es bastante rápido en su proceso, y es que primero comienza con una especie de arco místico y deshilachado que se conoce como Green Rim. Este efecto es el que avisa de la aparición del Green Ray, que es cuando el Sol está casi en su totalidad por debajo de la línea del horizonte, donde se unen las estriaciones que se formaron previamente en la primera fase. Este fenómeno se produce por la refracción y dispersión de los rayos de luz del Sol, y sin duda es uno de los atardeceres que más impacto causan si logras ver uno con suficiente claridad.

Sin embargo son muy difíciles de ver, requieren de mucha paciencia y más aún si tratas de verlos en los amaneceres. Lo mejor es esperar a tener un día en el que se reúnan las mejores condiciones meteorológicas (anticiclón, no demasiado viento y cielo muy despejado). Además también existen algunos trucos para saber cuándo podemos esperar ver este fenómeno o no. Así, si el sol toma un color rojizo, es mejor que esperemos a otro día, mientras que si lo vemos aplastado, muy luminoso y más bien blanco o amarillo en la parte superior y rojo en la parte inferior, es bastante probable que acabes disfrutando de un atardecer con “rayo verde”. Una experiencia que jamás olvidarás.

Disfruta de unos días libres y aprovecha los últimos días del verano con unas vacaciones en la playa. ¡Y recuerda mirar al sol antes de que se ponga! No vaya a ser que te pierdas un espectáculo inolvidable.

Ibiza

La isla de Ibiza se ha convertido en la joya del Mediterráneo. La “isla blanca” despliega todo su encanto en el momento que cae la noche. Durante los meses de verano es habitual encontrar grupos de amigos, parejas de enamorados y familias a orillas de las playas ibicencas para despedir el día y dar la bienvenida a la noche. Ibiza goza de una animada vida nocturna que atrae a viajeros de todas partes del mundo con ganas de pasarlo bien. Viajar a Ibiza es una apuesta segura porque reúne una variada oferta de ocio y restauración muy tentadora que no decepciona. Además de sus maravillosas playas de aguas cálidas, cuenta con una gran cantidad de atractivos turísticos. El ambiente bohemio del mercado de las Dalias inunda todos los rincones de la isla mediterránea convertida en la capital del house y la música electrónica. No te lo pienses dos veces y contempla uno de los atardeceres más asombrosos del mundo.

Coge un avión y visita Ibiza, la isla con más ritmo del Mediterráneo al mejor precio.

India

Si hablamos de atardeceres que valen la pena contemplar in situ, merece una mención especial el cielo anaranjado que cubre el Taj Mahal durante la puesta de sol. Motivos no faltan para dedicar al templo más célebre de la India un lugar privilegiado en nuestra selección. Los últimos rayos de sol reflejan su silueta en el agua hasta que el sol se oculta por completo y la luna aparece en escena para acaparar el protagonismo de la estampa. La tierra de Agra encierra una de las historias de amor más tristes del mundo: la historia de la construcción del Taj Mahal. Se cuenta que el emperador Sha Jahan amaba tanto a su esposa, Mumtaz Mahal, que cuando murió en el parto de su hijo enloqueció y le encerraron en el Fuerte Rojo hasta los últimos días de su vida. Antes de morir, el emperador mandó construir el más impresionante templo jamás visto en honor a su esposa fallecida. Allí se levantó el Taj Mahal donde sus restos yacen juntos por siempre.

Viaja a la India y visita el Taj Mahal con nuestras ofertas exclusivas.

  • Ver todas las fotos 0 fotos de "Una semana de atardeceres"

Comentarios1 comentario(s)

  • « 10 anteriores
  • Mostrando resultado del 1 al 1 de 1
  • 10 siguientes »
  • Bea

    Bea dice:

    12/09/2013 17:00:00

    ¡El de Nueva York fue indescriptible!

  • « 10 anteriores
  • Mostrando resultado del 1 al 1 de 1
  • 10 siguientes »
solicita presupuesto