• Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • Google+
  • Blog

Semana Santa por el mundo

A veces la Semana Santa nos resulta monótona y aburrida, con las mismas fiestas y celebraciones de todos los años. Más allá de las tradicionales procesiones y platos típicos de estos días, la Pascua tiene curiosas formas de celebración en diversos países. Te presentamos cuatro formas diferentes de vivir la Semana Santa que abandonan el esquema convencional.

Chocolate y terror en Flandes

Bombones belgas

Sí, parece una mezcla rara y difícil de imaginar, pero lo cierto es que la Semana Santa de Flandes, Bélgica, va a estar marcada por el chocolate y el terror. Así, como suena. Vayamos por partes. Durante todo el año, los niños flamencos aguardan con entusiasmo y emoción una de las citas que, junto a la Navidad, marcan en rojo en su calendario. Se trata del Domingo de Resurrección. Ese día, tras una noche en la que apenas han dormido, se levantan bien temprano para descubrir los huevos de pascua que sus padres han escondido por toda la casa o el jardín. Y es que si hay una palabra que define a la gastronomía belga esa es sin duda el chocolate. No es de extrañar por tanto que durante la Pascua los famosos huevos se elaboren con este delicioso material. Las bombonerías de las románticas y pintorescas calles de Brujas o Gante se ornamentan estos días con sus mejores galas para dar la bienvenida a los divertidos conejos de pascua. ¡Todo un manjar para los pequeños (y no tan pequeños)! Pero no todo es tan dulce e inocente. Del 8 al 20 de abril, Bruselas celebra el BIFF, o lo que es lo mismo, el Brussels International Fantastic Film Festival. Durante esos días, en la ciudad de Tintín se citan los amantes de las películas de terror, la ciencia ficción y los thrillers. El festival, además de exhibir películas sobre este género, organiza diversas actividades, como talleres de bodypainting o desfiles. ¡Esta sí que es una Semana Santa diferente!

Portugal: surf y mezcla de culturas

Surfista

La Semana Santa en Portugal también difiere de los esquemas tradicionales. Durante estos días de Pascua, la localidad de Castelo de Vide presenta unas vistosas celebraciones. Situada en plena región del Alentejo, esta coqueta villa portuguesa mezcla en su Semana Santa elementos judaicos y católicos. En la mañana del Sábado Santo se celebra una fiesta al estilo judío en torno a los corderos. Los animales, cuyas pieles son aprovechadas por los artesanos locales, son posteriormente vendidos en los mercados de la zona. Más al norte, la ciudad de Braga engalana los balcones de sus calles para celebrar estas fiestas. El 19 de abril, Sábado Santo, el Departamento de Arqueología de la Casa de la Misericordia de Braga organiza visitas guiadas por el patrimonio azulejar de la ciudad. Si el azulejo es uno de los símbolos de Portugal, también lo son sus olas, y es que el país luso se ha convertido en los últimos años en uno de los destinos predilectos para los amantes del surf. Aquellos que deseen pasar estas vacaciones montados en una tabla de surf, Cascais y la costa de Estoril presentan alojamientos centrados en la práctica de este deporte. Abril es un mes con mucho viento, por lo que los surfistas aprovechan los días de Semana Santa para cabalgar sobre las olas.

Danzas con tijeras en Perú

Danza de las tijeras en Perú

En América Latina la Semana Santa se vive con mucha pasión, pero también con mucho colorido. Y no sólo se debe a las procesiones católicas. El sábado 19 de abril, la ciudad peruana de Abancay albergará en el estadio El Olivo el Festival de Danzas de Tijera 2014. Declarada por la Unesco Patrimonio Cultural de la Humanidad, esta vistosa danza de origen indígena tiene al violín y al arpa como principales protagonistas. La danza cuenta con este peculiar nombre porque, mientras se mueven, los danzantes portan unas tijeras que entrechocan entre sí. Debido a la influencia colonial, los curiosos movimientos de las Danzas de Tijera presentan reminiscencias de la jota y los minués españoles. El baile comienza con la tonada, unos pasos iniciales tras los cuales se entrechocan las tijeras, para a continuación proseguir con la caramuza (los bailarines se quitan el sombrero) y la gran despedida. Retratada en varias de sus novelas por el escritor peruano José María Arguedas, esta danza cada vez está cobrando mayor relevancia más allá de las fronteras del país de los andes.

Unas fallas a la venezolana

Quema de Judas en Venezuela

Si en Valencia por San José se prenden los ninots como símbolo de purificación y renovación, la Semana Santa venezolana guarda curiosas similitudes con las fiestas falleras. El Domingo de Resurrección se celebra la denominada “Quema del Judas”. Ese día, se quema la figura de un muñeco que representa a un personaje público. Dicho personaje es escogido por el pueblo por ser considerado una persona que necesita ser escarmentada en público. Normalmente se trata de un funcionario público como un alcalde o un gobernador de región. Esta celebración en la que el pueblo manifiesta el descontento por la gestión pública de un determinado gobernante alude a la traición de Judas a Jesucristo, y trata de representar de forma simbólica la traición a su pueblo del personaje público escogido, considerado como un Judas.

Chocolate y terror, surf, curiosas danzas indígenas, escarmiento y toque de atención a cargos públicos...La Semana Santa aún guarda muchas sorpresas esperando que viajeros como tú las descubran.

  • Ver todas las fotos 0 fotos de "Semana Santa por el mundo"

Comentarios0 comentario(s)

solicita presupuesto