• Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • Google+
  • Blog

Por qué visitar Israel y los lugares que no te puedes perder

Por qué visitar Israel y los lugares que no te puedes perder

Israel es la cuna de las tres grandes religiones. Dar un paseo por la Historia y por grandes hallazgos arqueológicos; descubrir un mosaico étnico y religioso fascinante, con numerosos enclaves antiguos y sagrados. Donde tan solo unos minutos de viaje separan montañas de llanuras, campos fértiles de desiertos y… 4 mares. Saborear una gastronomía deliciosa y variada. Realizar múltiples actividades de ocio y relax. Con salida al mar Mediterráneo y al mar Rojo, han ido surgiendo una serie de enclaves que son icónicos para judíos, cristianos y musulmanes y que hoy en día se han convertido en visita obligatoria para todo aquel que va. Sin duda, es un gran desconocido al otro lado del Mediterráneo. A escasas 4 horas y media de vuelo desde España. Te destacamos un dicho muy utilizado en Israel que te sirva como una referencia rápida: “Mientras Jerusalén reza, Tel Aviv se divierte y Haifa trabaja”. Hay tanto que ver que te traemos una relación de aquellos “imprescindibles” de Israel. Y como te quedarás con ganas de más, volverás y aprovechamos otro dicho: “El año que viene, en Jerusalén” (también).

Kipot bordado en una tienda de judaica, Israel, Noam Chen

Jerusalén, lo llevarás siempre en el corazón

Una ciudad de emociones que promete una profunda experiencia espiritual y un memorable encuentro con 3000 años de historia - la espiritualidad se siente en el aire, los caminos empedrados cuentan historias. ¡Casi como si las piedras pudieran hablar!

También conocida como la Ciudad Dorada, alberga un importantísimo legado histórico de todas las culturas y civilizaciones que la han habitado, creando un llamativo contraste entre el Cardo romano, la Ciudad de David, los bastiones otomanos, la Basílica del Santo Sepulcro, el Jardín de la Tumba, las mezquitas y el Muro Occidental. En este último, durante el día y durante la noche es posible encontrar personas de todas las edades vaciando su corazón en una plegaria o una lamentación. Visitantes de todos los credos también vienen a orar aquí y escriben notas de papel que incrustan en las grietas del muro. Aprovecha la oportunidad.

Todo ello puedes contemplarlo, no solo en un mismo país, sino en una única ciudad, en Jerusalén, convirtiéndose en un destino imprescindible para los amantes de la historia y la cultura.

Puerta de Damasco, Jerusalén, Noam Chen

El mar Muerto, el punto más bajo de la tierra

Para llegar al mar Muerto desde Jerusalén, tendrás que atravesar los montes de Judea y entonces el paisaje cambiará completamente. De hecho, en menos de media hora de trayecto, te encontrarás en el punto más bajo de la tierra.

Los recursos naturales del mar Muerto, su riqueza de minerales y la atmósfera calma y tranquila conforman una fórmula integral para la buena salud y el bienestar. A 416,5m por debajo del nivel del mar, la naturaleza es diferente. Los rayos solares ultravioletas son menos dañinos, el aire está limpio de polen y los altos niveles de oxígeno y bromo tienen un efecto relajante, ¡con solo pasar un tiempito allá se sentirá mejor! La salinidad del mar Muerto y la riqueza de minerales de sus playas, proveen una solución natural para muchos problemas de salud, incluyendo problemas respiratorios o de piel. Sin duda, el mejor alto en el camino para recargar las pilas antes de continuar con el viaje. Imprescindible: la impresionante fortaleza de Massada.

Fortaleza de Massada, Itamar Grinberg

Tel Aviv-Yafo, la ciudad más cosmopolita de Israel

Sin duda es la ciudad más moderna del país, en ella siempre hay algo que hacer, además, también se la conoce como “la ciudad que nunca duerme” por su activa oferta de ocio nocturno. No obstante, en Tel Aviv-Yafo también hay increíbles museos como el Museo de la Diáspora, donde se relata cómo era la vida de los judíos en la Diáspora; o el Auditorio Mann, donde tiene su sede la Orquesta Filarmónica de Israel... Son tantos los lugares que puedes visitar y conocer en la ciudad que será difícil verlos todos en un solo día.
Disfruta de los escaparates de las boutiques de los mejores diseñadores de Tel Aviv o busca modelos más asequibles en los centros comerciales. Se pueden hallar estilos israelíes más excéntricos en las coquetas boutiques de los edificios históricos restaurados de la Hatajaná, Nevé Tsedek y Sarona. Por cierto, Tel Aviv-Yafo también cuenta con muy buenas playas donde disfrutar de un agradable día de baño.

Y no te puedes perder la parte antigua, Yafo: Retiene los encantos y el ambiente del antiguo Medio Oriente. Este barrio alberga uno de los más antiguos puertos de la región y sus casas de piedra renovadas y encantadoras callejuelas, albergan hoy en día a un fascinante barrio de artistas y restaurantes que ofrecen una cocina auténtica y étnica. La historia cristiana de Jaffa se preserva en la iglesia de San Pedro. Otros puntos de interés incluyen el ecléctico “mercado de las pulgas” y el activo puerto de pescadores. Es posible disfrutar de grandes vistas de Tel Aviv haciendo un paseo en lancha alrededor de la bahía o caminando a lo largo del paseo marítimo.

Tel Aviv es el único lugar del mundo fuera de Europa, donde es posible observar arquitectura europea de los años 1920, 1930 y hasta 1940. Hablamos del estilo “Bauhaus”. Estos edificios neoclásicos, con sus sosegadas paredes blancas y sus líneas simples y redondeadas, son una exhibición abierta del estilo Bauhaus, adaptado a la calidez del clima mediterráneo. El museo Bauhaus al aire libre más grande del mundo. No dejes de darte un paseo en bici. Wi-fi gratuita en toda la ciudad.

Vista aérea de la playa Jaffa en Tel-Aviv, Dana Friedlander

Galilea, un lugar donde encontrar la paz

Esta es una de las zonas más bonitas de Israel, pasear por las rutas que transcurren a los pies de los montes de Galilea hace sentir al viajero una inmensa paz que hace que te identifiques con aquellos que viven en la zona. No puedes perderte el Valle de Jezreel, en la Baja Galilea, un lugar que hace muchos, muchos años fue testigo de las guerras de pueblos antiguos que luchaban por conquistar estas tierras. La Iglesia de la Anunciación en Nazareth señala el sitio del hogar de José y Maria, donde el arcángel Gabriel anunció el nacimiento de Jesús. Alberga la ciudad árabe más grande de Israel, con todo su encanto oriental. Camina entre las pintorescas casas de la Ciudad Vieja, visita sus 30 bellas iglesias y monasterios, deambula por su colorido mercado árabe y no dejes de tomarte un dulce con té ó café.

Una de las características principales de Galilea es el verde, un verde que se presenta en toda su variante de tonos y que se encuentra protegido por la Sociedad para la Protección de la Naturaleza de Israel que, junto con otras organizaciones ecologistas, dedican su tiempo a salvaguardar la flora y fauna de lugares como este.
En primavera y otoño, no dejes de visitar el valle de Hula, uno de los sitios más populares del mundo para observadores de aves. Situado en el norte del país, el valle es una espectacular combinación de agua, aves y naturaleza. El lugar es una estación principal para aves migratorias que atraviesan la región en otoño y primavera y es hogar de varias y extraordinarias aves autóctonas.

Barco de vela en el mar de Galilea o el Kinnereth (nombre hebreo) con Tiberíades en el fondo, Itamar Grinberg

Amor por el mar Mediterráneo

100 soleadas y hermosas playas cubren 192Km., desde el sur, en Ashkelon, hasta las espectaculares cuevas de Rosh Hanikrá de piedra caliza blanca, frontera con el Líbano en el norte La costa mediterránea ofrece unas vacaciones de ensueño que incluyen descanso, deportes náuticos que enamoran e incitan al baño. Además, los núcleos urbanos situados en esta franja son modernos y llenos de vida, por lo que además de buenas zonas de baño, también cuentan con lugares de ocio donde pasar unas vacaciones agradables.

Entre las mejores playas, encontramos la playa de Dor, en el norte de Cesarea donde encontrarás importantes sitios arqueológicos, así como el único campo de golf. Y estas otras dos: Shavei Tzion, Achziv… No hay que olvidar Netanya, Haifa y, sobre todo, San Juan de Acre.

Vista aérea de la ciudad vieja, el puerto, las antiguas murallas y la mezquita de Al-Jazzir, Itamar Grinberg

Néguev, el sur israelí donde vivir mil y una aventuras

El desierto del Néguev es, sin duda, uno de los paisajes más curiosos del país. Puedes encontrar desde cursos de agua entre las montañas, hasta formaciones rocosas con grandes cráteres y dunas.
Puede ser explorado en bicicleta, en auto, jeep o a lomo de camello.
Durante miles de años, las caravanas de camellos que 2000 años atrás cargaban valiosas mercancías desde Yemen a Europa a través de las costas de Israel. Usaban este desierto como paso en su ruta de las Especias. Restos de la legendaria Ruta de las Especias y sus estaciones de descanso son aún visibles en las impresionantes ruinas de Mamshit, Ovdat (¿sabías que Jesucristo Superstar fue rodado en este emplazamiento?) y Shivta, antiguas ciudades nabateas.

Panorámica en el desierto del Néguev, Israel, Alon Ron

Eilat, ¿son las montañas las que dan nombre al mar Rojo?

La ciudad turística por antonomasia de Israel yace en la costa del mar Rojo. Promete sol y alegría durante todo el año, con excelentes hoteles, deportes náuticos, buceo, diversión 24/7. A 20 minutos de Eilat, el Parque de Timna te dejará boquiabierto: una de las mayores atracciones En jeep o en coche, acercarse a los Pilares de Salomón, imponentes columnas de piedra arenisca, así como otras caprichosas figuras geológicas formadas por los vientos del desierto. Rompiendo mitos, conocerás las primeras minas de cobre del mundo (que no de oro como le atribuyeron al rey Salomón) y visitar los santuarios y estatuas tallados por mineros egipcios miles de años atrás.

Los fondos marinos de Eilat albergan los arrecifes de coral más bellos del mundo. Sus laberintos, jardines y cañones sumergidos están habitados por 2.500 especies de peces y criaturas marinas, que lo convierten en sitio de buceo de renombre mundial. El arrecife es muy preciado por buceadores profesionales y amateurs y practicantes de buceo libre (con esnórquel). Es posible recibir lecciones de buceo, alquilar equipo de buceo de la mejor calidad y luego explorar la diversidad alucinante de las reservas de coral, con rutas accesibles para todos los grados de experiencia en buceo. La magia y el silencio de este mundo submarino y protegido, tranquiliza y encanta tanto a buceadores principiantes como a veteranos. En el corazón del arrecife se encuentra un observatorio submarino único en su género.

Montañas Eilat y el mar, Dafna Tal

  • Ver todas las fotos 0 fotos de "Por qué visitar Israel y los lugares que no te puedes perder"

Comentarios0 comentario(s)

solicita presupuesto