• Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • Google+
  • Blog

7 metros del mundo donde no te importará perder el tren

  • Fecha del artículo
  • Sección del artículo Viajes
  • Comentarios

Con miles de millones de usuarios al día, el metro es uno de los medios de transporte más usados y populares del mundo, especialmente en las grandes urbes donde estos “gusanos urbanos” han facilitado la vida de millones de ciudadanos. Sin embargo, y además de haber sido ideados como medios de transporte, son muchos los visionarios que en su día concibieron las líneas y estaciones del metro como un monumento digno de ser objeto de deseo y tan visitado como los mismísimos museos, puentes, iglesias y palacios del mundo.

Estación de metro de Estocolmo

Por eso, y para descubrir las grandes ciudades desde sus entrañas, hemos recorrido el mundo en busca impresionantes galerías de arte que bien por su historia, su diseño vanguardista o su indiscutible belleza, han conquistado a millones de viajeros y turistas de todo el mundo. En estos casos mucho mejor verlos en persona, pero mientras ese momento llega… ¡ahí va un aperitivo con mucho estilo!

Moscú, Rusia

Hablar del metro de la capital rusa es hablar de “el más”. Es el más usado del mundo, el más impresionante de todos con unas galerías que obligan a los usuarios a mirar al techo y las paredes completamente hipnotizados. No es de extrañar que en tu primera visita entres y pierdas el primer y segundo convoy, de hecho debe ser de las pocas veces en las que agradecerás esos minutos extra para seguir maravillado por su “ostentosidad” en comparación con otros servicios de metro del mundo. Tanto es así que es conocido como el “palacio subterráneo”, y es que cada estación es un mundo diferente. Novoslabódskaya (engalanada con 32 vidrieras polícromas), Komsomólskaya (con remates dorados y decorados en el techo que evitarán cualquier mirada furtiva hacia el suelo), o la estación de la Plaza de la Revolución, con muchos motivos comunistas y del ejército. Pero hay muchas más, ya que si pensabas que en Moscú solo podías encontrar estilos añejos, ¡te equivocas! Las nuevas estaciones y líneas siguen sus pasos, y aunque de estilos más modernos y vanguardistas, tampoco dejan indiferentes a sus usuarios.

Disfruta de unas vacaciones en Moscú y descubre una de las capitales más bonitas e impresionantes de Europa.

Estocolmo, Suecia

Parece mentira, pero el metro de Estocolmo esconda una auténtica galería de arte en sus entrañas. Con más de 100 estaciones (subterráneas y por la superficie), la línea azul de metro conseguirá que quieras hacer una parada en cada estación de la ruta

Con un diseño muy cuidado, una iluminación perfectamente estudiada y toda la techumbre y paredes pintadas y decoradas, muchos han denominado al metro de la capital sueca como la galería de arte más larga del mundo. Y además de arte moderno, también hay interesantes paradas “de los años 50”. T-Centralen con relieves y azulejos de hace más de medio siglo, la de Kungsträdgården con excavaciones arqueológicas con antiguas columnas o la Solna Centrum, con un techo cavernoso realmente impresionante. De hecho tal es la fama del metro sueco, que hasta existen visitas guiadas durante los meses de verano.

Escápate a Estocolmo y descubre una de las ciudades más bonitas, verdes y tranquilas de Europa. Y de paso… ¡alucina con uno de los metros más artísticos del mundo!

Shanghái, China

A veces no sólo las paradas de metro con sus pasillos y andenes son dignas de mención. En otras muchas ocasiones los mismísimos túneles del suburbano son auténticas joyas que dejan anonadados a sus pasajeros. Un ejemplo está en el metro de Shanghái, la gran metrópoli financiera de China. Así, como si de un “agujero de gusano” espacial se tratase, los viajeros pueden disfrutar en algunos tramos de la red de un espectáculo de luces único y realmente asombroso. Así millones de pequeñas luces visten los túneles con colores que sumado a la velocidad del tren, crean un efecto digno de escenas de películas de ciencia ficción. En vuestro viaje por esta ciudad, no podéis perderos el icónico Bund, parada obligatoria para conocer el barrio y también disfrutar de un viaje en metro intergaláctico. Pero además de este, el poderío económico de China se está haciendo notar también en otras muchas redes de metro como la de Beijing, donde algunas estaciones se inspiran en elementos tradicionales del país como la porcelana. ¿Os imagináis una estación de ese material? Pues algo parecido podéis encontrar en la capital china. Eso, o escaleras mecánicas que hacen de piano y generan música para alegrar el camino a sus usuarios. Y es que aunque relativamente reciente, la red de metro de las grandes ciudades de China se ha tomado muy en serio estar en los primeros puestos en cuanto a servicio, infraestructura y diseño se refiere.

Aprovecha y descubre una nueva cultura o adéntrate en una de las ciudades más impresionantes del mundo. En tu viaje a China vivirás la cara más vanguardista y tradicional del país.

París, Francia

Con más de 112 años, el metro de París es uno de los más antiguos del mundo y sin duda uno de los que merece más la pena conocer. Uno de sus principales atractivos son las estaciones fieles al estilo Art Nouveau, las cuales casi podrían haber salido de historias y cuentos de época. Sin embargo, el metro parisino además de ser viejo, también es de lo más moderno, y es que la red del suburbano es un fiel reflejo de cómo ha ido avanzando la cultura y el progreso de la ciudad.

Escápate un fin de semana a París o disfruta de unas vacaciones más largas en la ciudad del amor.

Nueva York, Estados Unidos

La Gran Manzana no podía faltar en esta cita. Su red de metro es de las más usadas del mundo y la más grande de Estados Unidos. Pero además de cifras con muchos ceros, la red de metro tiene algunas joyas arquitectónicas realmente icónicas. Una de ellas es sin duda la Gran Central Station de Nueva York, uno de los primeros intercambiadores del mundo y una gran habitual en las producciones de Hollywood. Mires donde mires quedarás impresionado, tanto que hasta creerás ver el cielo estrellado en su techo. ¿O es real? Pero si además hay algo que no te puedes perder en tu visita al suburbano, esa es la City Hall Subway Station, una estación cerrada al público por primera vez en 1945 y la cual puedes conocer durante el horario de visitas. Si eres de los que adoran el estilo y la personalidad de principios del siglo XX, ¡esta estación será un auténtico deleite para tus ojos!

Disfruta del frenético ritmo de vida de la Gran Manzana y aprovecha al máximo tus vacaciones en Nueva York.

Londres, Reino Unido

Es el más antiguo del mundo y el más grande de toda Europa. Desde su entrada en funcionamiento el 1863, esta red de transportes se ha convertido en uno de los iconos de la ciudad. Tanto es así que tanto su logo como su nombre popular (The Tube), son “sinónimos” de Londres. Aunque viejo y sin espectaculares pasillos, estaciones y túneles, son muchos los rincones con historia. Estaciones abandonadas, refugio durante la Segunda Guerra Mundial de los bombardeos aéreos de los Nazis e incluso puedes encontrar estrechísimas galerías no aptas para claustrofóbicos. Sin embargo y además de su más o menos desfasada red central, las nuevas áreas cuentan con algunas de las estaciones más modernas y con mejores instalaciones del mundo. Sin duda la zona de Canary Wharf es una de las más llamativas si vas en busca de modernismo o tienes que hacer una parada por uno de los barrios más modernos y elitistas de la ciudad. Pero si buscas reencontrarte con la historia, Baker Street es un must que no puedes dejar de conocer (más aún si eres un fiel seguidor de Sherlock Holmes).

Aprovecha el Puente de Noviembre, Diciembre o un fin de semana y escápate unos días a la capital más cosmopolita de Europa. ¡Buen viaje a Londres!

Madrid, España

No podíamos dejar de hacer mención a una de las redes de metro más valoradas y admiradas del mundo. Madrid cuenta con la mayor densidad de viajeros, así como el sexto lugar como la red más grande del planeta. Cifras increíbles, más aún teniendo en cuenta que en el área sólo habitan entorno a seis millones de personas frente a una gigantesca metrópolis como Tokio. Pero si algo destaca por encima de todo son sus increíbles instalaciones y enormes intercambiadores o estaciones en las que hasta se pueden llegar a producir grandes eventos. Además también puedes encontrar exposiciones y restos arqueológicos. Y por si fuera poco, barato con respecto a los precios de otros países desarrollados.

Rompe con la rutina y disfruta de unos días en Madrid. Aprovecha y haz las primeras compras navideñas, ve a un musical y únete a la movida madrileña.

Pero además de estas, existen otras muchas y curiosas estaciones donde poder encontrar una réplica de la Fontana di Trevi (Seúl), impresionantes pasillos de estilo imperial como los del metro de Pionyang y que recuerdan a los de Moscú, el jovencísimo metro Almaty de Kazajistán con un diseño que juega con el modernismo y elementos clásicos así como con las geometrías, y las cavernas de hormigón de la red de metro de Washington. Y es que en estas estaciones sí que merecen la pena pagar el billete del metro para viajar.

Y tú, ¿qué otras estaciones o líneas de metro de otros países has conocido que te han impresionado? ¿Nos ayudas a seguir descubriendo estas y otras muchas obras de arte del suburbano?

  • Ver todas las fotos 0 fotos de "Descubriendo el subsuelo"

Comentarios0 comentario(s)

solicita presupuesto