• Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • Google+
  • Blog

Cómo viajar con trasportín con tu mascota

Cuando se va a viajar con la mascota, la opción más simple para mantenerla controlada es introducirla dentro de una jaula transportadora o transportín, pero en el momento de realizar la compra el dueño se encuentra ante una gran variedad de opciones que difieren en materiales, calidad y características, haciendo que más de uno pase un dolor de cabeza por ello. Por eso, Nautalia Viajes y Masquecotas hemos pensado en estos consejos prácticos muy útiles para hacer más cómoda y fácil las vacaciones con vuestras mascotas.

Perro y chica en la playa

Antes de apresurarse a comprar determinado modelo porque parezca “chulo”, se debe considerar el uso al que se piensa destinar la jaula transportadora para tu mascota: ¿Cuánto puedo pagar? ¿Será un solo viaje? ¿Serán varios? ¿Viajaremos por aire, por tierra o por mar?, ¿Qué requisitos exige la aerolínea?, ¿Va en la bodega o en la cabina? Y, la más importante de todas ¿Mi mascota entrará ahí?

Diferentes materiales, diferentes usos

En cuanto a transportadoras se refiere, existen una gran cantidad de variedades, y escoger la adecuada va a depender en gran manera de las características del perro y del uso que se le va a dar, por ejemplo, para perros de raza pequeñas existen bolsos transportadores que se pueden llevar como cartera. Estos bolsos normalmente están hechos de alguna tela con recubrimiento impermeable y cuentan con agujeros de ventilación.

Para perros más grandes existen jaulas transportadoras de diversos materiales: plástico, metal, madera. En todos los casos está jaula deberá permitir que el perro pueda ponerse de pie en el interior y que las orejas apenas rocen el techo de la misma. Este material va a depender del tipo de viaje y el tamaño del animal.

Viajes más largos

Para los viajes más largos se requiere de una jaula más resistente, y esta debe proveer comodidad para el animal; su libertad de movimiento en el interior es imprescindible, hasta tal punto que muchas compañías aéreas rechazan transportar a la mascota si esta no puede moverse libremente en el interior, es decir, debe poder entrar, pararse, girar y acostarse cómodamente dentro de la misma. La puerta frontal de la transportadora de tu mascota debe poder cerrarse completamente, para evitar que el animal salga de la jaula de improviso durante el viaje, además, debe poseer una buena ventilación, porque de no ser así la mascota podría sufrir de ansiedad, calor o asfixia en los casos más severos.

Higiene y comodidad

Durante el viaje el perro debe encontrarse cómodo dentro de la jaula, por lo que incluir una colcha o una almohada siempre va a ser útil, sin embargo, está el tema de las deposiciones (tanto líquidas como sólidas) que pueda liberar la mascota durante el viaje. Para ello se recomienda no alimentar al perro varias horas antes del viaje ni darle bebidas.

Transportines en avión

En el caso de transportadoras para animales más grandes, siempre es útil optar por aquella que posean ruedas en la parte inferior, o que se le puedan colocar (en el caso de ser de madera o alambre), ya que levantar estas cajas no será tarea fácil, mientras que con las ruedas se facilitaría mucho el traslado de un lugar a otro.

¿Por qué medio se va a viajar?

Si se va a viajar en avión se debe tomar en cuenta las medidas que exigen en las aerolíneas para dichas transportadoras, ya que si la mascota viajará en cabina debe tener un peso y tamaño determinado, y en caso de no cumplirse, la mascota deberá viajar en la bodega.

Para el caso de aquellas mascotas que por determinados motivos no puedan ser transportados en la cabina sino que deban ser transportados en la bodega, la jaula deberá ser resistente, con mayor ventilación aún, y poseer de una vez el alimento, agua, juguetes y otras cosas que pueda necesitar la mascota para estar cómodo y tranquilo durante el viaje.

El entrenamiento es importante

Una vez adquirida la transportadora adecuada, es de suma importancia proceder a entrenar a la mascota hasta un mes antes para el uso de la transportadora, ya que de no hacerse podría no reaccionar muy bien cuando se introduzca por primera vez, generándole mucho estrés innecesario que resultaría altamente perjudicial para dicha mascota.

Los niños también disfrutan mucho de la buena compañía

Es importante que las primeras aproximaciones de la mascota sean una experiencia positiva, con refuerzos como galletas o dulces para perro, además se debe dejar la puerta abierta para que se vaya acostumbrando al interior y entienda que en su determinado momento podrá salir de dicha jaula.

Y es que al final, el objetivo es disfrutar de unas vacaciones con toda la familia. Y claro, cuando decimos toda la familia, ¡también hablamos de nuestros mejores amigos! Una gran ocasión para aprovechar y disfrutar de nuestras próximas vacaciones con nuestras mascotas, ¿no crees?.

  • Ver todas las fotos 0 fotos de "Cómo viajar con trasportín con tu mascota"

Comentarios0 comentario(s)

solicita presupuesto